“Estaba en sus últimos momentos”: así murió un luchador por la Revolución

“Estaba en sus últimos momentos”: así murió un luchador por la Revolución

El caso de Juan de Dios Ferrer Foralba llamó la atención gracias a la denuncia de varios opositores. Sin embargo, las autoridades del régimen se ocuparon demasiado tarde

LA HABANA, Cuba. – Quizás Juan de Dios Ferrer Foralba nunca imaginó que su Revolución, esa que lo condecoró en cinco ocasiones por subir al Pico Turquino, lo abandonaría a su suerte cuando más necesitaba ayuda. El anciano tampoco se figuró que serían los miembros de la oposición quienes le extenderían la mano para intentar salvarle la vida.

A pesar de que varios activistas y medios de prensa independientes denunciaron el caso del anciano abandonado y lograron que las autoridades sanitarias lo atendieran en sus últimas horas, Juan de Dios falleció hace dos días en un hospital de La Habana.

Su caso tomó notoriedad ante las autoridades cubanas luego de ser denunciado en redes sociales por el opositor José Díaz Silva, presidente del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR), y por el líder del Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sánchez. Tras la divulgación de su estado de abandono, de inmediato el anciano fue hospitalizado.

“Su hermano Gustavo contactó con nosotros para ver qué podíamos hacer por él, luego de hacer varias gestiones (infructuosas). Él me dice a mí: ‘Silva, yo quiero que tú vayas a ver a mi hermano y (…) que el mundo conozca la situación de él,  porque no es un caso cualquiera. Mi hermano luchó por esta revolución y toda la vida (se) la dio”, contó Díaz Silva a CubaNet.

Ante esta petición, el opositor se personó en la vivienda de Juan de Dios Ferrer, en calle Cisneros Betancourt, entre Varona y Asunción, en Arroyo Naranjo. Allí encontró al anciano en un estado deplorable, “casi muerto”, dice.

“Fíjate si daba tristeza que llamé a Ramón Saúl Sánchez a través de videollamada, y cuando él vio en las condiciones que estaba Juan de Dios se le aguaron los ojos”, aseguró.

Según Silva, el anciano estaba acostado en la cama sobre su propia orina y heces fecales. “Su hermano me dijo que no tenía condiciones para limpiarlo porque todos los trapos que tenía los había usado en otras limpiezas”, indicó.

Asimismo, explicó que según Gustavo, el hermano de Juan de Dios, el anciano no se encontraba enfermo, sino que su estado se debía a la falta de alimentación. “Se veía que lo que tenía era hambre, porque estaba en el huesito. Era un esqueleto con el pellejo pegado a los huesitos”, lamentó.

Entretanto, Alberto Sosa Sánchez, vecino de Juan de Dios, indicó que Gustavo realizó varias gestiones ante las autoridades pertinentes para resolver la situación de su hermano, pero nunca hubo una respuesta adecuada.

“Desde que comenzó la pandemia, a él los trabajadores sociales le llevaban el almuerzo, pero la alimentación era muy pobre. (…) Un día, a las 11:00 de la noche, su hermano salió corriendo y me fue a buscar para que yo llamara al 104 (Servicio de Ambulancias) pero el SIUM nunca apareció. Entonces llamamos a la Policía, vinieron tres carros patrulleros, pero tampoco dieron con el Servicio de Urgencias Médicas (…). Pasaron 15 días y nadie vino”, detalló Sosa.

Sin ver otra salida, Sosa explica que pidió a José Díaz Silva denunciar la situación del caso y llamar la atención del Gobierno. “Le tiramos fotos y (le hicimos) videos, y los subimos para las redes sociales. Además, se los mandamos a Ramón Saúl y al Directorio Democrático Cubano”, detalló Silva.

Tras la publicación, se presentó en la vivienda de Juan de Dios una comisión de médicos y altas autoridades del municipio y la provincia. “Llegó una comitiva de médicos, enfermeros (…). Lo bañaron, le cortaron la uñas, lo pelaron, le hicieron de todo. Después vino una ambulancia que se veía que era una ambulancia especial y se lo llevaron al hospital”.

“Estuvimos averiguando y supimos que lo tenían en el Hospital Nacional. Allí lo tenían tirado en una cama y lo estaban alimentando por (sonda) Levin, artificialmente. (…) Ya no tenía fuerzas, incluso nos dijeron que el hombre ya estaba en sus últimos momentos”.

Nota: El video que acompaña esta nota fue realizado antes del fallecimiento de Juan de Dios Ferrer Foralba.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Acerca del Autor

Enrique Díaz y Vladimir Turró

Enrique Díaz y Vladimir Turró

Periodistas independientes cubanos. Residen en La Habana

[fbcomments]