“Me he cansado de pedir ayuda”, denuncia cubano portador del VIH

“Me he cansado de pedir ayuda”, denuncia cubano portador del VIH

“Lo último que me dijeron fue que no podían atenderme hasta que pasara el coronavirus, pero cuando se acabe esto yo ya estaré muerto”

Rafael Lambert
Rafael Lambert en la puerta de su vivienda. Foto del autor

MIAMI, Estados Unidos.- Otra triste historia llega a la redacción de CubaNet: su protagonista es Rafael Jesús Lambert García, un vecino del poblado San Benito, en Songo La Maya, quien contactó a este medio con la esperanza de que su caso sea visibilizado.

El hombre de 43 años de edad, portador del VIH desde hace una década, sobrevive en una vivienda totalmente inhóspita, con piso de tierra y puertas y ventanas de saco. Apenas tiene techo.

“Ya yo me cansé de pedir ayuda, no se a quien más acudir”, lamentó Rafael Lambert, quien se siente abandonado por el Gobierno de la Isla.

A través de Bienestar Social, el santiaguero recibe una chequera mensual de 217 pesos en CUP, equivalente a casi 9 CUC. Los medicamentos para su enfermedad, aunque subsidiados, a menudo están en falta, por lo que Lambert no puede realizar su tratamiento tal como indican los médicos, refiere.

Además, padece de otras enfermedades y dolencias como asma bronquial y problemas en la columna vertebral.

“Duermo en una cama de yagua, pese a todos mis dolores en el cuerpo. No he recibido la ayuda que realmente necesito, vivo peor que un perro”, aseguró. “He ido a todos los lugares que tienen que ver con el Gobierno y en todos me dicen lo mismo, que tengo que esperar, que se va a resolver, pero al final todo se queda en palabras”, lamenta.

“Lo último que me dijeron fue que ahora sí no podían atender mis pedidos hasta que pasara el coronavirus, pero cuando se acabe esto yo ya estaré muerto”.

“Aquí no me ha llegado ayuda para tomar las medidas de protección. No tengo guantes, ni tapaboca, ni desinfectante y mucho menos el dinero para comprarlos. Tampoco tengo alimentación y vivo de lo poquitico que llega por la libreta, pero ni alcanza para nada y a veces los bichos me llevan la comida porque no tengo dónde guardarla”, detalló.

La pequeña e improvisada vivienda donde habita Rafael Lambert queda ubicada en el barrio San Urbano, de San Benito del Crucero. El santiaguero fue excarcelado en septiembre de 2018 y, al salir de prisión, estuvo por varios meses durmiendo en el parque de su poblado.

Lambert logró contactar a CubaNet a través de Yordanis Labrada Téllez, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y promotor de Cuba Decide, quien se ha dedicado durante años a recorrer lugares recónditos para dar voz y ayuda a cientos de personas en extrema pobreza.

“A mí me partió el alma, porque es un hombre asmático y muy enfermo. Cuando llegamos estaba hasta mojado porque había llovido un poco. Esa casita que tiene se la hizo él con unos palos, gracias a que un vecino le dio un pedacito de su patio”, contó Labrada.

“Si estaba mal antes de la crisis por la pandemia ahora está peor, la cosa está dura incluso para los que tenemos un techo y alguna entrada”.

Los reclamos de Rafael Lambert García son los mismos que los de miles de personas en situaciones similares en todo el país. La desidia del régimen cubano hacia el sector más pobre de la sociedad no guarda relación con el crítico contexto del país, que ha empeorado debido a la pandemia de COVID-19.

Mientras, las autoridades han aumentado las represalias contra las personas que se atreven a pedir auxilio.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Acerca del Autor

Katherine Mojena Hernández

Katherine Mojena Hernández

Miembro de la dirección nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Promotora de la iniciativa Cuba Decide. Equipo a cargo de la dirección y edición del sitio web Cuba te Cuenta

[fbcomments]