Alimentos en dólares: un flagelo contra el pueblo cubano

Alimentos en dólares: un flagelo contra el pueblo cubano

Estamos, posiblemente, ante el mayor ataque cometido en América Latina contra el derecho a la alimentación

Cuba, Tiendas, Divisas, Cubanos;
Personas haciendo fila fuera de una tienda que vende productos en dólares en La Habana (Foto: Reuters)

MADRID, España. – A día de hoy resulta imposible hablar de reformas económicas en Cuba, como lo hacen algunos medios extranjeros. Las medidas adoptadas por el gobierno de Miguel Díaz-Canel y Manuel Marrero mantienen atada de pies y manos a la iniciativa privada, a pesar de la insistencia del mandatario en “hacer las cosas diferentes”.

Estamos, eso sí, ante la versión actualizada del ajuste de choque de los años noventa, que encaja perfectamente en lo que el régimen denomina “ajuste neoliberal”, cuando se trata de cuestionar lo que sucede en otros países. Esto es, en lenguaje popular, “sálvese quien pueda”.

A diferencia de lo que sucede en Estados Unidos y Europa, tan criticados por La Habana por la gestión de la pandemia del coronavirus, los trabajadores privados cubanos han quedado desprotegidos completamente, sin ayudas estatales, sin soluciones para mitigar la pobreza. Incluso, según reportes de prensa, algunos empleados estatales del sector cultural no han podido cobrar sus salarios regulares en pesos cubanos, algo completamente inexplicable.

La vulnerabilidad de los ciudadanos es el denominador común bajo el régimen actual. Lo que algunos consideran “reformas” (el regreso parcial al dólar y la autorización para que los cuentapropistas exporten/importen a través de empresas estatales), no son más que un par de remiendos para ganar tiempo, con la esperanza de un milagro exterior.

Resulta lamentable la dolarización de los alimentos de primera necesidad y la apelación gubernamental a precios similares de la región, cuando los cubanos no cobran en dólares ni reciben salarios similares a los de la región. Estamos posiblemente ante el mayor ataque cometido en América Latina contra el derecho a la alimentación.

Hay que tener presentes los resultados del Segundo Estudio sobre los Derechos Sociales en Cuba, dado a conocer el mes pasado, para evaluar cómo incide la dolarización en la mesa diaria: solo una cuarta parte de los hogares cubanos recibe remesas familiares desde el extranjero.

Alrededor del 80% tiene una situación de crisis económica severa o moderada en sus familias. Más del 40% de los entrevistados dijo tener problemas para sobrevivir. Entre las personas mayores de 60 años aumentan los porcentajes de “problemas para comprar lo más esencial para sobrevivir”, llegando al 54% en el tramo de 61-70 años y al 59% para el de más de 70 años.

Es evidente que el régimen cubano carece de las respuestas necesarias para enfrentar la actual crisis. Las escasas medidas que adopta solo agravan la situación de millones de personas. Con la dolarización de los alimentos, Cuba es hoy más miserable que nunca.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Acerca del Autor

Alejandro González Raga

Alejandro González Raga

Periodista. Director del Observatorio Cubano de Derechos Humanos. Fue encarcelado por el régimen castrista desde 2003 hasta 2008. Amnistía Internacional lo reconoció como preso de conciencia. Reside en España

[fbcomments]